La mitad de los jóvenes japoneses son vírgenes

Dicen que una pequeña parte de los asiáticos que visitan la Ciudad Condal opta por visitar un puticlub en Barcelona, puesto que nuestras profesionales del sexo tienen fama de ser muy buenas. Sin embargo, parece que esto no es algo generalizado entre los jóvenes japoneses, dado que un estudio llevado a cabo por el gobierno ha revelado que el 42% de los varones japoneses de entre 18 y 34 años, y el 44’2% de las mujeres de la misma franja de edad son vírgenes.

El hentai y la independencia de la mujer, dos factores clave

La respuesta del gobierno japonés es que la economía está estancada y que hay un claro cambio de hábitos por parte de la sociedad. Al parecer, los jóvenes japoneses prefieren buscar placer en aficiones como el manga y el anime, donde encontramos el hentai, es decir, manga y anime de carácter erótico o pornográfico. El motivo principal es que es más fácil, accesible y cómodo, ya que no tienen que enfrentarse a personas reales ni llevar a cabo relaciones que puedan complicarles la vida.

Por otro lado, también apuntan que las mujeres están cada vez menos interesadas en formar una familia y retirarse de su profesión para ser amas de casa. En su lugar, prefieren optar por seguir alimentando su carrera profesional. En Japón, donde el hombre mide su virilidad por el sueldo que es capaz de llevar a casa, el miedo que se tiene a que la mujer pueda ganar más es considerable, por lo que tampoco es fácil encontrar a un japonés que quiera casarse con una mujer que no esté dispuesta a ser solamente madre y ama de casa.

Las medidas del gobierno

El gobierno, preocupado por esta situación, ha impulsado clases de pintura para chicos donde posan modelos desnudas, con tal de romper la barrera con el mundo ficticio. Sin embargo, no se ha llevado a cabo ninguna actividad dirigida a las mujeres, por lo que podemos empezar a poner en duda este intento de solución para un país con un problema demográfico como el de Japón, uno de los países con menor tasa de natalidad.