Las mujeres prefieren el porno lésbico

porno lesbico

Los gigantes de la industria del porno se están esforzando cada vez más en complacer a las mujeres, ya que parece ser que acaban de descubrir que ellas también son consumidoras y que no siempre están dispuestas a ver cómo un miembro viril sin cara embiste durante todo lo que dure la película a unas escorts universitarias de Barcelona.

Recientemente, el site Pornhub ha hecho públicos unos datos interesantes sobre lo que buscan las mujeres. Y, sorpresa: el sexo lésbico está entre sus principales preferencias. Al contrario de lo que buscan ellos, están interesadas en escenas más largas en las que se refleje el placer femenino.

Por otro lado, la nacionalidad de las usuarias que buscan más a menudo relaciones lésbicas también influye en gran medida. La mayoría de los países donde las mujeres son el centro de atención de otras mujeres son, como cabría esperar, de países donde está instaurada la democracia. Esto tiene sentido si tenemos en cuenta que en una nación pluralista, las mujeres gozan de mayor control y poder de decisión sobre su propia sexualidad. Por lo general, parecen estar más interesadas en contenido más respetuoso hacia la mujer, por lo que se alejan cada vez más de las producciones típicamente machistas del porno, orientadas solamente al consumo masculino.

sexo lesbico

En Canadá y los EEUU, Pornhub observó que “hay un 186% más de posibilidades de que las mujeres busquen vídeos de lesbianas en comparación con los hombres, y un 163% más de que lo hagan las mujeres de otras partes del mundo”. Y presuponen, asimismo, que estas cifras incluyen, también, a mujeres que se identifican como heterosexuales.

La doctora Meredith Chivers, de la Universidad de Queen, asegura que el porno hetero puede resultar bastante más agresivo. Además, realizó un estudio en el que los análisis determinaron que incluso las mujeres heterosexuales experimentan excitación ante escenas de erotismo lésbico.

Dentro de su estudio, entrevistó a diversas mujeres y recogió opiniones al respecto como la siguiente: “El porno hetero se centra en el placer del hombre. Suelen verse pajas y mamadas, pero no es tan habitual que se vea cómo masturban a una chica o le dan placer con sexo oral. Como mujer, encuentro preferible ver el placer femenino, pero que me puedo imaginar en esa situación”.

Sin duda, el mundo del porno ha entrado en una etapa de cambios, aunque todavía le queda un largo trecho por recorrer antes de que podamos hablar de una corriente mayoritaria feminista y respetuosa con la mujer.