Los consejos que nadie te había dado para dar un masaje erótico

masajes

“Oye, ¿sabes dar masajes?”¿Cuántas experiencias íntimas comienzan así? Sin duda, los masajes para parejas en Barcelona son uno de los recursos más empleados para caldear el ambiente y dar placer a la otra persona.

Sin embargo, hay una serie de consejos que tal vez por evidentes nunca te ha dado nadie pero a la hora de la verdad, si no los has seguido, es posible que sean los responsables de que el masaje no haya sido un éxito. ¡No te pierdas los que te desvelamos a continuación!

1.-Córtate las uñas. Unas uñas largas y mal arregladas pueden dejar marcas en la piel y provocar arañazos, incluso heridas en las zonas más sensibles. Lo mejor es evitarse estos problemas y llevar unas uñas aseadas.

masajes2.-Interpreta el papel. No hace falta que finjas una voz o una personalidad que no tienes, pero estarás de acuerdo en que no es el momento para reparar la lista de la compra o para contar las últimas novedades de tu grupo de amigos. El ambiente propicio empieza en ti.

3.-Quítale la ropa. Ser desnudado lentamente y con atención por otra persona siempre resulta muy erótico y en este tipo de experiencias es un ritual que no puede faltar.

4.-Usa aceites. Los aceites esenciales van a evitar que la piel se irrite ante el contacto y la presión de tus manos, y también van a ayudarte a facilitarte a ti el trabajo, sobre todo si la piel está seca y poco hidratada. Además, los olores y sus propiedades también ayudarán a crear una experiencia más completa.

5.-No toques la espina dorsal. No nos engañemos, la espalda es delicada y si estas dando un masaje erótico a tu pareja es posible que no seas un experto en fisioterapia. Por tanto, hay ciertas zonas y puntos, como su espina dorsal, que es mejor ignorar. Y no te preocupes, sus puntos erógenos son otros.

6.-No pares. No dejes que sus músculos se enfríen ni que baje su interés. Tampoco se trata de subir la presión y la intensidad hasta que resulte molesto. Simplemente, mantén la actividad en todo momento y sin caer en movimientos mecánicos que nada aportan después de un rato.

Lánzate a seguir estos consejos y verás cómo la próxima sesión de masajes eróticos con tu pareja resulta mucho más placentera.