Skip to main content
masaje erotico 2

Masaje erótico en pareja Barcelona

Todavía hay personas que tienen una idea errónea a la hora de percibir el masaje erótico. Normalmente suele confundirse con los masajes con final feliz, donde muchos piensan y lo comparan con el mundo de las escort, una especie de forma de camuflar el sexo de forma discreta.

Un masaje erótico que merezca la pena, suele estar desarrollado bajos las técnicas tantria, si lo hacemos desde un punto de vista profesional se debe fortalecer y vitalizar el apetito sexual de las personas que lo realizan.

Para hacer un masaje erótico, lo primero debemos ambientar el espacio en el que se hace, luz tenue, al que acompañen una serie de caricias realizadas lentamente y de forma progresiva, unidas a unos movimientos lentos que hagan que aumente su placer o una música que acompañe.

Debemos tener claro que tanto masajista como acompañante deben estar de manera obligatoriamente desnudos. Una clave importante es que está prohibido tener sexo, pero ¿cuál es la razón? Pues que de esta manera se consigue la mayor excitación, por la que recuperamos nuestras ganas de sexo en todos los sentidos.

Por lo tanto, en el masaje erótico, tenemos un complemento magnífico que hará que se incremente la pasión y nuestra vida sexual de pareja. Este quizás es uno de los principales cometidos de recurrir a estos masajes, la recuperación del deseo en nosotros mismos.

Claves en el masaje erótico

Lo más difícil es hacer bien los movimientos con las manos, lo que puede hacer que empatice y conectar masajista con masajeado, el masaje debe ser interactivo, lo cual no solo relaja, erotiza. Queda claro que no es sencillo, necesitando de bastante práctica, pero con entrenamiento todo se consigue.

Mientras se hace el masaje sensual, cada mano hace una cosa diferente, ya que los movimientos no deben ser nunca totalmente rítmicos, lo que haría relajar, no excitar. Se debe comenzar por pequeños movimientos de tipo circular que tengan sentimiento y ganas de excitar, todo en combinación con el yema y palma de nuestros dedos, dorso y antebrazo, finalizando con suavidad con las uñas al revés.

Ya que queremos conseguir una estimulación total, debemos tener claro que es muy importante acariciar la entrepierna, pasar la boca, pelo o pechos por la espalda, lo que multiplicará así la sensación de erotismo.

Esperemos que te sean de utilidad estas indicaciones para que puedas realizar de manera correcta un masaje erótico.