No te creas todo lo que dicen sobre sexo

pareja sexo

Desde que éramos pequeños, nos han contado muchas mentiras sobre sexo. Es probable que las hayas escuchado en repetidas ocasiones. Afortunadamente, con el tiempo, la mente de la sociedad se ha ido abriendo, y ha dejado de ser un estigma, por ejemplo, citarse con escorts en Barcelona y otras grandes ciudades.

A continuación, desmentimos algunos de estos mitos:

Más sexo significa mejor sexo

No es realista esperar que el sexo siempre sea alucinante y requiera una gran inversión de tiempo y esfuerzo. La variedad es la clave. Atascarse en una rutina predecible que ambas personas juegan significa que a veces tanto la cantidad como la calidad sufren. Estamos rodeados de desinformación sobre el sexo. Las encuestas que nos dicen mitos-sexpcon qué frecuencia todas las personas tienen relaciones sexuales (o más realistamente, con qué frecuencia las personas dicen que están teniendo relaciones sexuales) se convierten en métodos para establecer una norma de actividad sexual que intentamos reproducir.

La calidad puede sufrir si tienes demasiada intención de aumentar la cantidad de tus experiencias sexuales. Muchas personas se sienten presionadas para tener mucho sexo, pero esto no significa que vayan a ser mejores amantes o tener mejores relaciones sexuales. Simplemente significa que tienen más sexo.

No soy una persona muy sexual

A excepción de las personas asexuales, todo el mundo tiene energía sexual y la capacidad de expresar y disfrutar una vida sexual plena. Lo que puede pasar es que tus pensamientos negativos sobre ti significan que pierdes el contacto con la parte sexual de ti mismo y comiences a sentirte desconectado de tu sexualidad. Identificar la conversación interna que está dañando tu expresión sexual te permite reconectar con tu sexualidad: te mereces y tienes derecho a la felicidad sexual.

Las personas atractivas tiene mejor sexo

El sexo comienza en el cerebro, y la atracción sexual y la energía se alimentan de factores distintos a la apariencia física. Cuando haces el amor, eres mucho más que tu cuerpo. Esta creencia se alimenta de las comparaciones que haces entre tú y otras personas. Las personas atractivas no tienen relaciones más exitosas, ni tienen un mejor sexo. La satisfacción sexual se trata de la autoaceptación y la confianza en uno mismo. La forma en que te sientes acerca de tu cuerpo es evidente para otras personas y puede hacer que el sexo sea genial o un desastre.

La imagen de tu cuerpo y las cosas que te dices acerca de tu deseabilidad sexual son factores importantes que influyen en tu felicidad sexual. La autoaceptación y aprender a amarse a sí mismo va más allá de apreciar tu atractivo e incorpora un reconocimiento y respeto de quién eres, qué representas y qué aportas al mundo y a otras personas.